Bizagi frente al horizonte de Transformación Digital

Por Juan Manuel Mogollón, VP y General Manager de Bizagi 

Hoy los líderes de negocio tienen una doble tarea. Por un lado deben mejorar la eficiencia de sus empresas y al mismo tiempo esforzarse por brindar un servicio de excelencia a sus clientes. Para lograrlo, es necesario habilitar la transformación digital en sus organizaciones. Dicha transformación --que implica la automatización de sus procesos-- permite a las empresas mantenerse a la delantera de su competencia y defenderse de los nuevos competidores “digitales”. Hoy en día, la empresa de transporte más grande del mundo no tiene taxis (Uber), el medio de comunicación más grande del planeta no produce contenido (Facebook) y la empresa de cines más grande no tiene teatros (Netflix). Algo similar va a ocurrir en todas las industrias y sectores; por esta razón, las organizaciones tradicionales tienen la obligación de subirse al mundo digital, y cada vez tienen menos tiempo para hacerlo.

A pesar de que el 96% de las empresas afirma que ya cuenta con programas de transformación digital en progreso, los resultados han sido poco satisfactorios, como lo evidencia nuestro más reciente estudio La Trampa de la Agilidad. Este estudio muestra que a nivel mundial nueve de cada diez empresas (87%) enfrentan una turbulencia severa mientras persiguen la transformación digital. En México esta cifra asciende sobre la media hasta el 90 por ciento de los casos.

Este estudio muestra que las compañías están emprendiendo la transformación, pero que fracasan porque el enfoque está en el lugar equivocado y la verdadera transformación digital debe cubrir toda la organización y no solo algunas de sus áreas.

Un elemento crítico para ayudar a las empresas en su transformación digital es la utilización de la tecnología como una herramienta estratégica para la automatización y búsqueda de eficiencia en sus procesos. Esto es lo que vine a compartir, incluyendo algunos ejemplos puntuales de organizaciones en otras partes del mundo que están avanzando con éxito en la transformación digital.
 
Lo más importante de la información es tener la posibilidad de utilizarla en favor del negocio, con una aplicación inmediata y diaria que permita mejorar los estándares de atención del cliente. 

Esto requiere implementar la automatización de los procesos y el uso de soluciones digitales como aliadas para la optimización del negocio. En la medida en que se mejoren los procesos en favor de los clientes y que se utilice el conocimiento en herramientas que favorezcan y agilicen la toma de decisiones, será más fácil evolucionar y marcar una diferencia en el mercado que sea perceptible y capitalizable.

 Nuestro foco es ayudar a las empresas a ser más ágiles. La recién lanzada Bizagi 11 es una plataforma única que genera mejoras importantes en eficiencia y compromiso para los clientes y empleados través de puntos de contacto digitales. 

Lo que hace es envolver los sistemas TI existentes con la tecnología de Bizagi, permitiendo a las empresas de todos los tamaños organizar a la perfección sus procesos, canales de comunicación, flujos de datos y dispositivos para entregar la agilidad operacional necesaria para ganar en la economía digital disruptiva de hoy.

También de manera diferencial este modelo tiene una versión freemiun, es decir que se puede probar de manera gratuita en http://www.bizagi.com/en. Esto facilita que las marcas puedan ver las grandes capacidades de la Plataforma Empresarial Digital.

Con sede en el Reino Unido y operaciones en América del Norte, Europa y América Latina, Bizagi marca la diferencia al ser un líder mundial en software de automatización digital de procesos. 

Hoy en día la marca ayuda a emprender los programas de transformación digital de unos 1,000 clientes empresariales en 50 países de todo el mundo, asistidos por una red internacional de socios y una comunidad global de más de 500.000 pioneros de procesos.
 
Los principales obstáculos para las empresas que buscan una rápida transformación digital están relacionados con la cultura corporativa de la compañía, la complejidad organizacional y la falta de procesos que permiten a los empleados participar, colaborar e innovar. 

Estos desafíos son lo que Bizagi describe como "La trampa de la agilidad", que se produce cuando la búsqueda de una rápida transformación digital está limitada por la complejidad comercial, organizacional o tecnológica.

El mayor riesgo que enfrentan las organizaciones es no estar listos para implementar proyectos de transformación digital, donde el 70% de los encuestados afirmaron que sus esfuerzos de transformación se ven impactados por la complejidad interna. 
 
A pesar de dar prioridad a los proyectos de transformación, entre más rápido se mueven los negocios estos se ven enfrentados a mayores obstáculos que no le permite avanzar de manera rápida en la transformación. Como resultado de esto, las empresas están cayendo en las siguientes trampas:
 
Falta de planificación: No preestablecer la complejidad de los sistemas y procesos de negocio actuales antes de iniciar las implementaciones. Casi dos tercios de los encuestados (63%) sienten que ellos descuidan las implicaciones y la profundidad de los cambios en sus negocios cuando se trata de crear experiencias de usuario y servicios cautivadores.
 
Resistencia al cambio: La falta de voluntad de aceptar el cambio está mostrando que más del 51% de los negocios del Estado son o bien resistentes o han mezclado perspectivas en torno al cambio transformacional.
 
Sistemas que descuidan la agilidad: Sólo el 28% de los encuestados creen que sus sistemas para clientes existentes son muy ágiles, mientras que el 26% reporta sistemas de gran agilidad y sólo el 21% describe sus sistemas operacionales de la misma manera.
 
Está claro que muchas empresas se ven restringidas por estos y otros retos cuando emprenden la transformación digital. Esto sólo puede ser superado a través de tecnología que ayuda a evitar la complejidad del sistema, cultiva una cultura de experimentación rápida y habilita la agilidad operativa. Sólo entonces se puede evitar que las empresas puedan escapar de la trampa de la agilidad y que puedan cumplir con sus objetivos de transformación digital.
 
Bizagi no solo ofrece las herramientas digitales necesarias para la disrupción, sino que tiene la visión y el liderazgo para ser parte de ella. Lo hace desde su propuesta de servicio e innovación, donde ha sido pionero con la creación de la firma hace más de 25 años, en los que el modelo de origen colombiano ganó terreno a escala internacional, siendo una de las principales compañías de su tipo en el mundo, con sede en Londres y presencia en territorios de innovación digital como Sillicon Valley.

Lo importante siempre es mantenerse a la vanguardia, crear soluciones ajustadas a la necesidad del cliente, que evolucionen y se adapten a sus necesidades puntuales. Esta forma de operar nos ha llevado a ser un líder en este competido mercado, una posición por la que trabajamos a diario para generar mejoras significativas.
 
Sólo una de cada tres empresas a nivel mundial (32%) afirman que actualmente tienen un alto nivel de proyectos de transformación digital en curso (según el estudio mencionado anteriormente). Estados Unidos y Canadá lideran esta tendencia con un 52% de las empresas que ya están emprendiendo nuevos proyectos digitales. En Latinoamérica son seguidos por Brasil (39%), México con un 27%, y Colombia con un 20%.
 
Sin embargo, tres cuartas partes de los encuestados (75%) creen que el ritmo de cambio está aumentando debido a los negocios disruptivos que vienen desafiando su ‘status quo’, y la gran mayoría (82%) de los encuestados entendiendo que deben acelerar el ritmo de la transformación para mantenerse actualizados en su industria.
 
Es por esto que aunque las empresas puedan enfrentar turbulencia en el camino, es importante sumarse a la transformación, en un ritmo fijado por los clientes y una ola de competencia disruptiva. 

Para esto es importante entender las debilidades de las compañías, detectar temas de colaboración interna, trabajar en el conocimiento de los líderes, sumar en temas de agilidad TI y sobreponerse a la resistencia cultural al cambio con un sentido de planificación importante.

Hacerlo ayudará sin duda a obtener mejores resultados y garantizará la supervivencia de los negocios digitales del mundo.
 

Rate this article: 
Average: 5 (1 vote)