3 tipos de fraude en la instalación de aplicaciones y cómo combatirlos

Por Daniel Junowicz, Director de AppsFlyer para América Latina
 
Hace unos días publicamos un interesante estudio que descubrió una pérdida de más de U$S100 millones por fraude en publicidad para la descarga de aplicaciones móviles. Esto sólo en 2016. Es un problema grave que empeora mientras marcas y agencias aumentan sus presupuestos publicitarios en el mundo de las aplicaciones móviles.
 
Lo primero que debemos entender para conocer la verdadera dimensión del problema es que el modelo de pricing más utilizado en el marketing de aplicaciones es el CPI o Costo por Instalación. Esto quiere decir que, en general, el anunciante paga en función de la cantidad de aplicaciones que los usuarios descargan en sus dispositivos. Por eso en el ecosistema de apps prevalece el fraude de instalaciones ¿Cómo ocurre el engaño? ¿Cuáles son los principales métodos para llevarlo a cabo?
 
Método fraudulento 1: falsa instalación
Se construyen robots que imitan el comportamiento humano para automatizar una serie de instalaciones, o incluso re-instalaciones si la aplicación ya fue instalada. Los autores del fraude que tiene mayor conocimiento y habilidad logran que sus acciones sean más difíciles de detectar mediante el uso códigos de identificación de dispositivos aleatorios.
 
Método fraudulento 2: falsa atribución
Otro tipo de fraude aplicado a la instalación de aplicaciones móviles consiste en robar la atribución o el origen de dicha instalación. En este caso, quienes realizan el engaño se apropian indebidamente de la atribución de una instalación, cuando lo cierto es que la descarga provino de otra fuente de tráfico, por ejemplo, de tráfico orgánico, de un buscador o de otra red de publicidad. Las tácticas que utilizan falsificadores para vehiculizar la atribución adulterada incluyen el redireccionamiento a los Apps Stores de otras aplicaciones, o directamente clics falsos.
 
Método fraudulento 3: dispositivos camuflados
Por último, aunque no menos importante, hay instalaciones falsas que son originadas desde computadoras donde el autor suplanta la identidad de ciertos aspectos del dispositivo para hacer que parezca móvil sin serlo. Los estafadores también suelen utilizar máquinas virtuales y servidores proxy para generar este tipo de fraude.
 
Cómo evitar el fraude en las descargas
 
El estudio recientemente publicado bajo el nombre The State of Mobile App Install & Engagement Fraud, muestra que las descargas fraudulentas operan en países concretos en función del pago potencial que pueden obtener los autores de la estafa. Así, los mercados donde las aplicaciones tienen un mayor costo por instalación -Estados Unidos, Alemania, Australia, China y el Reino Unido), tienden a experimentar tasas de fraude superiores.
 
Si bien América Latina no está entre esos mercados más atractivos para los criminales, la descarga de aplicaciones móviles viene creciendo enormemente, con un nivel de inversión publicitaria cada vez mayor. Por eso las instalaciones fraudulentas representan un tema cada vez más importante para la industria de la publicidad digital en nuestra región.
 
La lucha contra el fraude toma un par de enfoques: uno centrado en las personas, y otro en la tecnología. En términos generales, se trata de trabajar con medios y redes publicitarias de confianza, a los que les podamos exigir transparencia a lo largo de todo el recorrido, para que los profesionales del marketing sepan exactamente dónde se están publicando sus anuncios. 
 
Otro aspecto importante es trabajar con especialistas en fraude. La mayoría de las soluciones antifraude se basan en el filtrado de direcciones IP y en la creación de modelos de datos a nivel de aplicación. Pero para dar una respuesta más efectiva, en AppsFlyer lanzamos recientemente una herramienta llama DeviceRank, se trata de la primera tecnología que identifica el fraude analizando el comportamiento de los usuarios a nivel de dispositivo.
 
Esta solución funciona de manera similar a los sistemas de puntos que utiliza la industria financiera para otorgar créditos. Actúa por prevención, primero identifica patrones de comportamiento cuestionables, y sobre esa base toma acciones para ofrecer una mayor protección. Es un servicio que sólo puede ofrecer una empresa como AppsFlyer, porque para detectar instalaciones fraudulentas hay que estar presente en todos los dispositivos móviles, y debes estar conectados a muchas redes de publicidad. Pudimos crear DeviceRank porque somos un cruce de rutas, hoy todo pasa por nosotros.
 
Si DeviceRank aplica una calificación “C” un dispositivo, la plataforma de AppsFlyer no va a contabilizar las descargas originadas desde allí, y tampoco va a enviar la notificación que le permite al publisher o a la red de publicidad cobrar el dinero correspondiente a dicha descarga según el modelo de CPI (Cost Per Install) que mencionamos anteriormente.
 
La instalación es el punto de partida del marketing de aplicaciones, y los profesionales del marketing deben evitar a toda costa cualquier caso de fraude o atribución indebida. Es el momento de garantizar que están atribuyendo con precisión sus actividades de marketing para calcular correctamente los resultados de sus campañas y, en definitiva, de su trabajo.
 

Rate this article: 
No votes yet