Sector mueblero aún no cumple con las exigencias del consumidor digital

La industria de los muebles en México está mostrando un gran deterioro en los últimos años y cada vez más es afectada por la falta de tecnología, innovación, diseño y la entrada de nuevos jugadores que traen nuevas propuestas como diseño, funcionalidad y accesibilidad.

Un estudio de Deloitte señala que la brecha que se está viviendo en el sector retail es diferente a la noción de la brecha digital que describe las diferencias socioeconómicas basada en el acceso a las tecnologías de la información. Esta brecha representa, para los minoristas, una amenaza a los ingresos y un desafío audaz a la forma en que responden y anticipan los hábitos de compra en tienda de sus clientes. 

Actualmente, los dispositivos móviles influyen cada vez más la vida diaria del usuario, incluyendo las compras en tienda que crecen más rápido de lo que se puede imaginar. Tan solo en 2014, las ventas de comercio electrónico en México alcanzaron los USD $4.57 billones, donde el 1.2% de las ventas totales pertenecen al retail, incluido el sector mueblero. 

Por lo tanto, la falta de experiencia de compra digital en los modelos de los minoristas tradicionales está desatendiendo al usuario digital actual, lo que se traduce a clientes insatisfechos, dado a que los clientes buscan soluciones que sólo están disponibles en mercados mucho más evolucionados, como lo son las ecommerce.

Asimismo, Deloitte dentro su estudio enfatiza que los clientes mexicanos buscan maneras más prácticas, rápidas y fáciles de comprar. Consistentemente están migrando al comercio electrónico, lo que explica un crecimiento anual aproximado del 40% en dicho mercado, además de que el 16% de los consumidores mexicanos prefieren buscar productos utilizando un motor de búsqueda, comparado con el 14% que prefiere hacerlo en las páginas de los proveedores.

Cabe señalar que, dentro de las preferencias de influencia de compras digitales, el 42% pertenece al segmento de muebles y hogar, donde los consumidores menores a 34 años están dispuestos a gastar más dinero cuando confían en que el producto es adecuado a sus necesidades y reseñas en línea, mientras que los mayores de 35 años están dispuestos a gastar más dinero comprando objetos complementarios a la compra original. 

No obstante, el retail mueblero tradicional aún no ha logrado captar cómo llegar al usuario digital, perdiendo así oportunidades de ventas, pero que le abre las ventajas a las ecommerce de muebles gracias a su aprovechamiento tecnológico y herramientas digitales como los medios sociales, ya que en un 65% de las compras realizadas de manera online ha sido gracias al uso de las redes sociales, donde las mayores compras han sido para equipo de jardinería (86%), autos (73%) y muebles/objetos de decoración (67%).

Otra de las creencias que existe en el sector retail en general es que solo las capas socioeconómicas más altas utilizan ecommerce, sin embargo, la AMIPCI señala que los usuarios con dispositivos móviles del nivel D+ ha sido los que más han comprado/utilizado este canal para sus compras, siendo así, un target de venta poco atendido tanto por el sector mueblero como para el retail en general, perdiendo así oportunidades de ventas.

Asimismo, existen varias ecommerce de muebles en el país que también están desaprovechando esta capa socioeconómica, porque obviamente, no todo es miel sobre hojuelas en el mundo digital, puesto que en la mayoría de los comercios electrónicos de este nicho maneja precios elevados, dado a que son diseños “exclusivos” o “únicas piezas”, que si bien, es una buena estrategia que puede atraer a niveles socioeconómicos altos, pierde oportunidad de obtener mayores ventas, o en su defecto, hay retailers que le han apostado al ecommerce con precios bajos donde la calidad de los muebles son bajos a precios altos, debido a su forma de venta que es a crédito con tasa de interés fija.

Lo anterior demuestra la falta de criterio en el sector a la hora de ofrecer/vender productos tanto de manera tradicional como digital, cuando se podría generar una oferta atractiva de mercado que englobe a todos los niveles socioeconómicos sin que afecte la satisfacción del cliente, la experiencia de compra, diseño y el costo-beneficio. Por lo tanto, una empresa de este sector que pueda cubrir estas necesidades en México de una manera muy similar al modelo de Ikea, seguro despegaría de una forma muy rápida y amueblaría todos los hogares mexicanos con estilo.
Aún hay mucho camino que recorrer, ya que al final los consumidores digitales van en aumento, así como las exigencias, por lo que, si una ecommerce logra encontrar esa inspiración para el cliente, seguramente logrará esa fidelidad de compra.
 

Rate this article: 
No votes yet